5X01 Conviction

 

 

 

 

5X01 Conviction



Written By: Joss Whedon

Directed By: Joss Whedon

Original on air: 01/10/2003



Resumen


por demonio


La temporada empieza con una típica escena de Angel salvando a una chica en un callejón. Pero enseguida vemos que algo no marcha bien... o es muy diferente. Cuando la salvan empiezan a aparecer grupos armados de apoyo, luces, periodistas, abogados, y u asistente para Angel. Ahora es el presidente de Wolfram y Hart.

En las oficinas del edificio de abogados, los diferentes miembros del equipo de Angel son conducidos y seducidos por sus nuevos puestos: Fred tiene a su disposición un estupendo y enorme laboratorio científico, Wes todos los libros antiguos y medios que pueda desear, Lorne acceso a las más rutilantes estrellas de Hollywood. Incluso Gunn es conducido a un siniestro doctor que mete en su cabeza todas las leyes de humanos y demonios, aumentando sus conocimientos e inteligencia e manera asombrosa.

Entretanto, Angel se enfrenta al primer villano de su carrera en estas oficinas: un repugnante delincuente que ha metido una bomba bacteriológica letal en el cuerpo de su propio hijo, como seguro de impunidad frente a la justicia. Angel tendrá que dejar claro desde este primer momento que crean lo que crean los poderes, las cosas han cambiado en Wolfram y Hart y además, se hacen a su manera.

Al final del episodio Angel abre el sobre que llevaba días danzando por su mesa y de él cae al suelo el medallón que llevó a Buffy para la batalla final de Sunnydale. Del medallón empieza a salir una nube de energía que va tomado rápidamente forma humana: es Spike.



Comentario


por Ehiztari


Cuando Harm asoma su cabeza por la puerta sonriendo al final del capítulo y dice “Blondie bear?”, tengo la sensación de que vuelvo a encontrarme con unos viejos amigos y que, finalmente, la pandilla está de nuevo reunida.

Ha sido bonito, la verdad. Esa sensación de reencuentro, después de tanto tiempo como… ¿dos meses? Incluso, me ha parecido compartir la sensación con ellos: la reticencia de Wes y la inseguridad de Fred en un sitio nuevo, el dolor de Angel al recordar la ausencia de Cordy, ¡hasta la alegría de tener a una vieja conocida como Harmony a cargo de la máquina de café! Bueno de asistente especializada en preparar sangre tibia de cerdo con un toque de nutria, algo, por cierto, que yo desconocía hasta el pasado campeonato mundial de buffyverso

Y una vez que ya tenemos a los chicos reunidos, una nueva e insinuante mala como Eve, un escenario preñado de amenazas como W&H…, el caso concreto de la semana es lo de menos. Realmente repulsivo el tipo que chantajea con una pandemia para eludir el juicio por trata de niñas y que para ello no duda en utilizar a su propio hijo, pero más preocupantes son otras líneas que de momento sólo se han insinuado, aunque sabemos que tendrán mucha más importancia: el férreo marcaje a que será sometido Angel por “su equipo” de mercenarios, a pesar de que en este capítulo parece deshacerse de ellos; la manipulación de los héroes por parte de la gran corporación del mal, caso de Gunn; Eve, fría y sensual, pura encarnación del mal sin escrúpulos dispuesto a jugar con el campeón del bien. (Muy visual e inteligente, aunque quizás no demasiado original, esa escena entre Angel y ella, incitantemente vestida de rojo, en que se juega con el referente bíblico de su nombre. Ella le lanza una manzana, símbolo de la tentación y la atracción por el mal, que Angel acaba comiéndose. ¿O quizás es que muerde el anzuelo?

Todo el capítulo fluctúa en esa ambivalencia de no saber si los héroes podrán destruir al mal desde dentro o si acabarán ellos sucumbiendo y, quizás más importante, qué concesiones estarán obligados a hacer. Frente a ellos, los buenos dispuestos a contaminarse para combatir el mal, la postura opuesta, la representa Hauser, el jefe del comando “protector” de Angel, y su “convicción” en la pureza, aunque sea en la pureza del mal. Pero la opción de Hauser es demasiado simplista y, por tanto, no es el verdadero peligro. El verdadero peligro es mucho más sibilino y sutil. El verdadero peligro es Eve, esto es, W&H, o quizás, el verdadero peligro está en el interior de nuestros personajes y en su capacidad (o no) de resistir al mal una vez que se han metido en la boca del lobo. Pisan terreno minado y todos, más o menos, están reticentes. Quizás el que más Wesley. En cualquier caso será el inquietante planteamiento de toda la temporada que ya se dibuja desde este primer capítulo.

Bueno, el rollo está siendo de impresión, así que voy a lo práctico. Cosas que me gustan: Harmony. (Siempre me ha gustado Harmony). Me gusta el descoloque de todos y las relaciones entre ellos: Fred ("menos absurda de lo habitual", dice Wes y eso que es evidente que sigue babeando por ella y que le repatea el simpático ayudante (Knox) que se ha echado); Wes, tan british, Gunn, especialmente al principio cuando juega con el balón de baloncesto sobre las lujosas moquetas de su despacho y descubre que en Los Angeles se pueden ver las montañas a lo lejos; me gusta Angel cuando aguanta impertérrito las reiteradas alusiones a su hombría (-“Pequeño maricón patético”- le dice el místico cachas y él responde: “No soy pequeño”; o luego cuando admite que no tiene inconveniente en palmear a los hombres. Jejeje. Vaya cómo explotaban los guionistas los chistes al respecto del personaje). En fin, un capítulo que no está mal y que, sobre todo, acaba con la promesa de lo que más habíamos soñado: Spike is here. Again. ¡Wonderful!


1