4X13 Salvage
4X13 Salvage



Written By: David Fury
Directed By: Jefferson Kibbee
Original on air: 05/03/2003


Resumen


En el capítulo anterior justo cuando Gunn, Fred, Connor y Wes regresan al hotel, vieron a Angelus beber del cuello de Lilah, y salir huyendo. En el inicio de este episodio atienden a Cordelia de sus heridas, y creyendo que Angelus ha matado a la abogada, Wes la lleva abajo par decapitarla, porque no pueden estar seguros de que no la haya hecho beber de su sangre, para que regrese como vampiro. Hay unas escenas oníricas de Lilah apareciéndose a Wesley y hablándole, tristes, aunque personalmente pienso que sobran y más valía que todo eso se lo hubiera dicho en vida, pero en fin. La culpabilidad de Wesley por no haberse implicado más con ella, si tanto deseaba ayudarla a redimirse como ahora parece, es la que lo hace "ver" a Lilah.

Entretanto, en el Hyperion, Connor sigue dando uno de sus discursos aburridos acerca de matar a Angel. El subnormal de crío solo sabe hablar del rollo adolescente tipo de ojalá no hubiera nacido, echar a su padre la culpa de lo imbécil que es él mismo, o querer matarlo pese a que es bueno. Bien, cansaba ya cuando Holtz, ahora el hastío de escucharlo se hace insoportable. No entenderé nunca qué hace ese personaje en la serie, aparte de ocupar espacio.

Cuando Wesley regresa, posiblemente por lo que ha estado pensando acerca de la redención junto al cuerpo de Lilah, dictamina que no van a matar a Angelus, sino a salvar a Angel. El estúpido Connor monta otra estúpida pataleta de consentido, claro está, y Wesley decide traer a la única persona capaz de controlar por un lado al gilipollas adolescente, y por el otro de luchar con Angelus: su antigua pupila, Faith.

En la cárcel del norte de California donde cumple condena la Cazadora, asistimos a su intento de asesinato, que enlaza con lo que está ocurriendo en esos momentos en la séptima temporada de Buffy: otra reclusa la intenta matar con una de las dagas que usan los Bringers para matar potenciales. Faith no es una potencial, sino una cazadora con todo su poder, y repele el ataque sin mas problemas.
Wes va a verla y le explica lo que ocurre, y la joven atraviesa el cristal de la sala de visitas y salta por la ventana con el vigilante, fugándose de la prisión. En el coche deja claro a Wes que no va a matar a Angelus, no después de todo lo que Angel hizo por ella. Wesley le dice que por eso tenía que ser ella, y la cazadora se queda más tranquila respecto a la misión. Faith ha madurado y veremos en estos episodios que es capaz de comportarse como toda una mujer y una gran heroína.

Llegan los dos al Hyperion y en un minuto se pone en marcha la operación de salvamento para encontrar a Angelus y traerlo de vuelta. En la calles, Connor se pone estúpido de nuevo y mata a un vampiro cuando Faith había ordenado no atacar, y ella lo pone en su sitio con rapidez y eficacia, mandándolo para casa. El niñato desaparece de escena ¡loados sean los dioses y la mala leche de Faith!

Siguen la búsqueda solos Wes y su cazadora, y encuentran que Angelus ya los está esperando: ha oído que llega una cazadora, y llamado a casa de Buffy  (y hablado con Dawn) por lo que sabe cuál de las dos se acerca. hasta le ha puesto un enorme cartel de bienvenida, el muy canalla. Mientras Wes se bate con los dos vampiros seguidores de Angelus, Faith va a enfrentarse con él. Pero Angelus le ha preparado una encerrona: cuando la joven llega, tiene que luchar nada menos que con La Bestia.

El enorme demonio  da una formidable paliza a Faith que hace temer incluso por su vida, realmente es invencible. La pelea es espectacular, y los golpes que le da, aterradores. Angelus se limita a mirar y a disfrutarlo. Cuando ya la joven está vencida y el demonio se dispone a matarla, Angelus le clava al demonio el puñal hecho con sus propios huesos, en la creencia de que un demonio tan invulnerable sólo será dañable por sí mismo... literalmente. El truco funciona, y el demonio se deshace en haces de luz, y con su muerte el sol que permanecía oscurecido se libera, recuperando su luminosidad. Los vampiros que luchaban contra Wes arden en llamas y la cuidad recupera la luz del día.

Entonces Angelus se dispone a terminar con Faith, convenientemente agotada y exhausta. Pero la cazadora lanza unas cadenas del techo del local contra el ventanal, rompiendo los sucios cristales, y la luz del sol entra a raudales, bañando el trozo de suelo donde se encuentra, y manteniéndola a salvo de Angelus. El vampiro tiene que retirarse y dejar la lucha final para otro momento.

En el hotel, la repulsiva y traidora Cordelia-Master, viendo que Connor está emocionado como buen adolescente por quien le ha puesto las cosas claras y le ha dado las dos hostias disciplinarias que se merecía, o sea Faith, corre a atraerlo a su lado dándole una espeluznante noticia: van a tener un hijo.



 

Comentario


por Willhelmina

Un capitulo impresionante. Faith me hace saltar literalmente del sillón desde el primer instante en que aparece. Adoro ese momento cuando le dice a Wes que se aparte del cristal y lo atraviesa. La niña no se lo piensa dos veces cuando se trata de ayudar a Angel, no ha olvidado que fue el único que creyó en ella cuando había tocado fondo. En este episodio Faith está soberbia, roba todas las escenas. En cuanto llega al hotel se hace cargo de la situación y organiza el rescate de Angelus. Está increíble cuando pone en su sitio con cuatro palabras bien dichas al imbécil de Connor que no piensa en otra cosa mas que en estacar a su padre, todo esto ante la carita de vinagre de Cordelia. Y como le baja los humos rápidamente cuando se le pone gallito con el par de bofetadas que éste capullo se estaba buscando desde hacia rato, ¡bien por ella! además se lo deja clarito, si tiene que elegir entre Angel o él, tiene todas las de perder.

Entretanto Angelus se ha enterado de que Faith va a por él y le prepara una gran bienvenida. Faith se encuentra acorralada entre él y la Bestia. Una pelea alucinante de la que Faith sale bastante tocada. Al final Angelus mata la Bestia con el cuchillo hecho de sus propios huesos. El sol vuelve a brillar y Faith consigue librarse por el momento de la amenaza del vampiro.
Cordelia que ya se nos ha revelado como la dueña de la Bestia y la responsable de todo, le dice a Connor (impresionadísimo con Faith, por cierto) que van a tener un hijo.  Por la cara que pone no parece que le haga demasiada ilusión ser papá y de paso a mi me dan nauseas de nuevo.

1