4X09 Long Day’s Journey
4X09 Long Day’s Journey



Written By: Mere Smith
Directed By: Terrence O’Hara
Original on air: 22/01/2003


Resumen


Aparece de nuevo Gwen, aun la tendremos que aguantar en otro capítulo de la serie. pero en este no está demasiado estúpida, menos que en anterior, y al menos sirve para darle celos a Cordelia.
La joven ladrona asiste estupefacta al asesinato de uno de sus clientes por parte de la bestia. El demonio lo atraviesa el pecho, haciendo que se deshaga en una fuerte luz, y del interior extrae una pieza como un ala de pájaro de estilo egipcio. Gwen va a preguntar al respecto a Angel, porque ya son muchas las cosas extrañas que están ocurriendo estos días y sabe que algo muy grave se está preparando.

En el Hyperion, nuestros amigos se encontraba ya sobre la pista de lo que podía estar ocurriendo y de los planes de la Bestia, y con esta última información Wes confirma de que el demonio está matando a los miembros del Ra-tet totems con forma viviente que e ocupan de proteger al sol en su curso por el cielo. Ya ha matado a tres, con el que reporta Gwen.

Angel y Gwen parten para localizar a Semkhet, que al parecer vive cerca de ahí en unas cuevas,. pero cuando entran en ellas, encuentran al ser, una especie de demonio felino, despedazado en el suelo. También encuentran, inesperadamente, un extraño y repelente hombrecillo de mediana edad vestido con extravagante atuendo playero, que dice ser nada menos que el quinto tótem, Manjet. Ya no está en Belice, como se pensaba, sino que había venido a ver a los demás, preocupado por las muertes y la bestia.

Es el único que queda, y Angel y compañía se proponen protegerlo a toda costa. Lo encierran en una cámara acorazada en el inmensamente lujoso piso de la ladrona Gwen, pero aun así, durante el turno de guardia de Cordelia y Angel, estos se duermen y el hombre es despedazado en el interior del cuarto. Del interior de su cráneo el demonio se ha llevado también un objeto: todo lo que recolecta, tres piezas, energía y un corazón, son partes necesarias para hacer un ritual que com informó el malogrado Manjet - Manny para los amigos- ocultará el sol para siempre, de manera literal, primero en la ciudad y más adelante, extendiéndose, para toda la tierra.

Angel y los demás intentan impedir que La Bestia lleve a cabo el ritual que inicia en el apartamento de Connor, luchan con él e incluso Fred y Wes abren un portal que se lo traga, y del que incomprensiblemente, es capaz de escapar, y no consiguen impedir que oculte el sol en el cielo. La ciudad queda a oscuras. En el fragor de la pelea el demonio se dirige a Angel como si lo conociera, y Cordelia tiene una visión donde ve al gran demonio hablando nada menos que con Angelus.

Viéndolo todo perdido, que no lo han conseguido detener y que el sol se ha ocultado bajo una nube negra de energía mística, Wes y los demás llegan a la conclusión de que necesitan traer a Angelus para ayudarles


 

Comentario


por LadyMorwyn

El capítulo de esta semana gira entorno a las sospechas. Desde la sospecha mas que fundada de que Connor tiene algo que ver con la Bestia (o Demonio-Ladrillo, como yo le llamo) hasta la sospecha confirmada de que es Angelus el que lo conoce…

Pero empecemos por el principio:
Nada más empezar el capítulo se ve a nuestro héroe atormentado, Angel para los amigos, más atormentado que nunca. Dibujando obsesivamente a la Bestia más mala de todas las Bestias malas, es como lo sorprende Lorne. El pobre intenta darle ánimos, pero se encuentra con un tajante “yo trabajo mejor solo”… Y es que la mala hostia que Angel arrastra desde “lo de Cordy y Connor” aun no se le ha pasado. Porque que tu hijo flirtee con la que pudo ser tu chica, como muy bien le recuerda Lorne, no se supera de la noche a la mañana...

Menos mal que de repente tenemos un corte (que yo personalmente agradezco) para centrarnos un poco en la temporada… Gwen, chica-rayo, de profesión sus robos, hace un trato con un cliente cuando la Bestia, que seguro que no tiene vida privada, aparece para cargárselo. Y ya de paso, le quita una cosita de dentro. La muchacha se asusta, supongo, y allá se va a pedir ayuda al tío más rarito que conoce, es decir, a Angel.

Otro salto al superloft chachi guay de los tortolitos. Bueno, no tan tortolitos. Porque en la escena vemos que Cordy, en vez de dormir en la cama, está en el suelo. Y eso que el chico está presumiendo de poderes… En medio de la conversación Cordy le suelta la bomba, “lo sabe”. Casi da pena Connor cuando argumenta “no hemos hecho nada malo”. Y el muy gilipollas se lo creerá y todo! En fin, lo que hay que oír por tener ojos, que decía mi abuela.

No me cansaré de repetir que las escenas con internet de por medio, me dejan flipada. Os pongo en situación: justo después de la aparición de Gwen, Wesley empieza a hablar sobre los Totems. Ojo, que estamos hablando de unos seres superiores supersecretísimos y antiquísimos. Y va Fred, que ya sé que es muy lista y todo eso, y encuentra información en la red… ¡Qué me diga en que buscador busca esta mujer, que yo nunca encuentro lo que busco! (claro que yo no soy tan lista, tan guapa y con esos compañeros tan guapos y majetes, como ella. Que injusta que es la vida, joer!)

Las cosas se lían en el momento en que Cordy decide aparecer por el hotel. Parece que esta mujer no se entera de cuando sobra. El caso es que ella viene a hablar de Connor, como siempre. Bueno, en realidad, después de la discusión, lo que la muy * venia a decir es “supéralo”. También hay que joderse con la mujer! Por cierto, que valor tiene Cordy, decirle eso a un vampiro cabreado. En cuanto le ajuste un pelín más los tornillos este le muerde. Seguro que no sería la única que se alegraría…

Por aquello de cambiar de tema, Cordy tiene una visión de la Bestia desde dentro. Esto de la visión tiene temita…

Tanta investigación tiene sus frutos y por fin nos enteramos de que de los Totems, que eran cinco, sólo quedan dos, Manjet y Semkhet. Como Semkhet, que es una especie de gatito de la niña esa de Wolfram & Hart que los conectaba con los socios-fundadores (¿Esos quienes son? ¿Los más malos de todos los malos? ¿El garito que se montó el Primero para poder fastidiar a la humanidad?) está cerca, allá se van Gwen y Angel dejando flipada a Cordelia. Ya en la cueva, después de dos resbalones muy oportunos, se encuentran con el cuerpo (por llamarlo de alguna manera) de Semkhet. Y ya de paso, se llevan a Manjet o Manny, pa los amigos, por el mismo precio. Eso si, les informa de la intención de la Bestia: mata a los Totems para robarles algo con la intención de apagar el sol.

¿Dónde esconder a un Tótem perseguido por la Bestia mas bestia de todas las bestias? Pues en la chocita de Gwen, que es tan apañada ella que hasta tiene una “habitación del pánico”. Una pena que la noche acabe con el desmembramiento de Manny (que hay que ver lo pervertido que era este tío).

Y entonces empiezan las dudas y sospechas. Primer turno, Gwen y Gunn, con sesión de psicoanálisis incluida. Segundo turno, Angel y Cordy. Se sientan uno mirando para cada lado, con la clara intención de ignorarse toda la noche, por lo menos por parte de Angel. ¿De quién es la culpa?
Algunas disertaciones después, deciden que el culpable es alguien de ellos y deciden culpar a Connor. Por aquello de los antecedentes, supongo…

Buscando a la Bestia la encuentran en el superloft chachi guay de la muerte de Connor ( y luego se sorprenderá si le culpan a él) con tan mala suerte que no pueden impedir el ritual y el sol se toma unas vacaciones.
Es entonces cuando  la visión de Cordy se aclara y vemos que la persona que conoce a la Bestia no es Connor, como creíamos, sino Angelus…

1