4X08 Habeas Corpses

4X08 Habeas Corpses



Written By: Jeffrey Bell
Directed By: Skip Schoolnik
Original on air: 15/01/2003


Resumen


Mientras Lorne, Wes y Gunn regresan al Hyperion de la batalla con la Bestia, Connor aparece e Wolfram y Hart dispuesto a saber si tiene algo que ver con el terrible demonio. Lilah en principio intenta engañarle, pero el chico es demasiado fuerte y no pueden con el, y cuando decide colaborar y ayudarle a descubrir lo que necesite saber, aparece en el edificio el demonio en carne y piedra. Así como llega comienza a matar a todo lo que se mueve en el edifico, asesinando sistemáticamente a todos los que se encuentran en Wolfram y Hart. Lilah intenta buscar una salida con todos los demás y Connor va en su busca para enfrentarse a él.

Pero el demonio es demasiado fuerte, nada puede pararlo: mata a todo el mundo, incluido el abogado Gavin, Lilah escapa por los pelos y entonces encuentra que Wes ha entrado al edificio a buscarla: sus contactos le han informado de lo que estaba ocurriendo. Con ayuda del ex vigilante Lilah consigue abrir una de las salidas ocultas del edificio, en un cuarto almacén, y escapan por un túnel que lleva a las alcantarillas.

Una vez a salvo, Lilah informa a Wes de que Connor está dentro, luego se mrcha cojeando por sus heridas.
Wes avisa a Angel de la situación, y de que su hijo se encuentra encerrado en el edificio. Angel y sus compañeros preparan una misión de rescate, todos menos Lorne que se queda en el hotel de vigilancia, y Cordelia, a quien Angel no deja ir con ellos, cosa normal después de ver lo que vio.

En Wolfram y Hart encuentran a Connor, pero tendrán que enfrentarse además de al peligro de la Bestia, a uno de los protocolos de emergencia de la firma maléfica de abogados: todos los empleados muertos se convierten en zombis que les atacan por cada pasillo y habitación. Angel y los suyos no ven más salida que huir por la habitación blanca, la sala interdimensional donde se encuentra el contacto con los Socios Mayoritarios, que Angel visitó una vez con Lilah. Fred pone en marcha los mandos del ascensor estropeado del que se valen para poder acceder a la inmensa sala secreta. Al llegar, observan que la entidad en forma de niñita pequeña, está siendo asesinada por la Bestia, que le sorbe una energía oscura del cuerpo. Pero en un último esfuerzo, antes de que el demonio los mate, la niña los devuelve intactos al Hyperion.




 

Comentario


por demonio

A partir de aquí ya no volvemos a ver a la Cordelia que todos habíamos llegado a querer y a admirar. Una verdadera lástima, porque se había convertido en una gran mujer. Si bien no es cierto en absoluto que estuviera ya poseída, como mucho mas adelante, al echarse encima los fans y recibir tantísimas críticas quisieron hacernos tragar los guionistas de la serie, intentando disculparse de las barrabasadas cometidas desde que hacen que se acueste con Connor en la escena más repugnante y vomitiva con diferencia de TODO e whedonverso, una escena de incesto de madre con su hijo. Cordelia está poseída mucho más adelante (poseída, controlada por Jazmine, como lo queramos decir) cuando mata a Lilah. Ahora todavía no, y desde luego no en el capítulo anterior, cuando comete ese acto asqueroso con el hijo de Angel, del que ella misma se arrepiente a la mañana siguiente. Acto que ella misma explica, de la única manera posible, en el sueño de Angel en Awakening, diciendo que quería estar con Angel y no lo tenía cerca. O sea que le picaba y se rasca con lo que tiene más a mano, vamos. Repulsivo por completo e indigno de una mujer como era ella.
Cordelia pues de poseída o manejada por terceros, nada, es perfectamente consciente de lo que hace, es "ella misma" y que no nos vengan con tonterías a posteriori: así lo escribieron, y se cargaron al personaje y no hay más.

Pero aquí ya la perdemos, porque ya no es Cordelia. es una especie de tía estúpida monjil y pacata, con diálogos aburridos y moralizantes, que se cree superior a los demás de una manera bastante repelente, y va dando leccioncitas de moralidad (si, alucinante) en plan monjil (insisto) y de verdad, cansa, aburre y no me extraña que Angelus se queje de que habla demasiado.
En este episodio se permite el lujo de criticar a Angel, decirle lo que tiene que hacer y con toda su cara dura ¡decirle que siga adelante! cuando aún apesta a Connor la muy asquerosa. Me viene a la mente indefectiblemente la actitud miserable e injusta de Buffy diciéndole lo mismo a un derrotado y maltratado Spike, en Sunnydale. Qué malnacidas son las mujeres del buffyverso muchas veces, con tanto que nos quieren vender que los malos son siempre los hombres. Joder.

Cordelia no sólo le dice eso, sino que le corta, intenta tener razón y quitarse culpas diciendo que nada importa, solo la misión. Si hubiera sido al revés ya habríamos visto, claro. Pero el pobre Angel tiene que tragar con lo que le echen, y bajar la cabeza. Entre en Wolfram y Hart, salva a su hijo, se porta como el héroe que es. Porque lo es.
Menos mal que al final, por fin, por una vez, saca los dos cojones que debería de sacar más a menudo, y echa a Cordelia de su casa. ¡Bien por Angel!
Una de esas pocas veces en las que Angel te hace botar en el asiento de poro gozo. Que ya está bien de hacer el gilipollas y el cornudo, hombre.

1