4X02 Ground State

4X02 Ground State


Written By: Mere Smith
Directed By: Michael Grossman
Original on air: 13/10/2002


Resumen


Capítulo lleno de absurdos y de ridiculeces, algunas calificables de tremendos fallos de guión (como todo el asunto de cómo afecta la electricidad a Angel, que anda que no hemos visto anteriormente esta energía aplicada en vampiros en las dos series sin otro efecto que dolor o inconsciencia), y que nos presenta un personaje típico y tópico de niña-mona-estúpida-con-poderes que gracias a los dioses, no cuajó.

Angel necesita encontrar el Eje de Pythia, artefacto místico que le servirá para localizar a Cordelia. Le dice su paradero un precioso demonio, criatura de las más bonitas de la serie, que sabe dónde están todas las cosas y criaturas perdidas. El objeto es carísimo y se encuentra fuertemente custodiado en un edificio: Angel y sus amigos preparan una especie de atraco e especialistas, y cuando están a punto de conseguirlo, topan con Gwen, la niña pava en cuestión que también ha ido a por el eje. Es ladrona profesional y cuenta con la ventaja de echar electricidad por las manos, con lo que puede inutilizar la seguridad del lugar entre otras cosas.

Tras varias previsibles aventuras y casi aventuras (alguna tan previsible como que la perfectísima niña se derrite nada más ver a Angel, claro) ella le presta el eje al vampiro para localizar a Cordelia. Así es como Angel sabe que Cordelia se halla en un plano astral y se ha convertido en un ser superior.

Por desgracia aún tendremos que aguantar a Gwen un episodio más adelante, pero por suerte luego ya no saldrá más. Bastantes tonterías hay ya en esta temporada.



 

Comentario


por Ehiztari

El capítulo de Gwen.

En su búsqueda de Cordelia, Angel debe hacerse con el Eje de Pythia. Desgraciadamente, tras el mismo objeto místico va Gwen, una espectacular ladrona profesional que sabe sacar provecho de su anomalía: producir letales descargas eléctricas. Mientras se normaliza la situación en Angel Investigations, volvemos a tener trama de robo ingenioso. (Desde mi punto de vista, el capítulo peca de algunos momentos un tanto superficiales y con toques de humor poco apropiados dada la dramática situación que viven los personajes, pero bueno.)

Tengo que decir que me gusta mucho Gwen, a pesar de que creo que es un personaje que no acabó de desarrollarse. Tenía potencial para mucho más y no sólo por su magnética presencia, por su sensual manera de vestir el cuero rojo y por su belleza felina. Gwen, la Catwoman de la serie, tiene carácter, tiene drama y tiene potencial de redención. Es otro de esos personajes ambiguos que se pasean en el resbaladizo filo de la navaja, individualista, (porque nunca ha sido aceptada socialmente), lúcida, irónica, capaz de matar sin un parpadeo y capaz también de actos altruistas para salvar a los mismos que la rechazan. I´m a freak dice con descaro y en esa frase que ella ha convertido en el lema desafiante de su existencia late toda su consciencia y toda su frustración. Consciente de que siempre estará al margen porque es imposible su integración entre las gentes “normales”, pero consciente también de que, si pudiera, si le dejaran, podría ayudar a quienes la rechazan. Sin contar con la interesante química que establece con los protagonistas masculinos de la serie. (No recuerdo si vuelve a tener otra escena erótico-amorosa con Angel, creo que no, pero, tras Cordy, Gwen me habría parecido una interesante opción para el vampiro moreno. Mucho más que Nina, esta sí totalmente insulsa.)

Por otro lado Wesley sigue siendo de lo más interesante. Y Lilah pone sal y pimienta a cualquier escena en que aparezca, ya sean las tórridas con el ex Vigilante, ya se trate de los tensos enfrentamientos con Angel.

1