3X17 Forgiving

 

 

 

 

3X17 Forgiving


Written By: Jeffrey Bell

Directed By: Turi Meyer

Original on air: 15/04/2002



Resumen


por demonio


Connor no está y Angel se enfrenta a la pesadilla más aterradora que puede imaginar cualquier padre: verse mirando una cunita vacía. Impresionante y desgarrador verlo ahí, mirando sin ver, inmóvil, sin ánimos ni de decir una palabra. No quiere llamar a Cordelia, de vacaciones con el groosalug, porque no quiere tener que decirle que Connor ya no está.

Wesley sigue inconsciente, tirado en el suelo del parque donde lo dejó Justine, con la garganta cortada. nadie lo ha encontrado. Todo el episodio está así, es realmente angustioso ver que pasa tanto tiempo tirado sin recibir atención médica.

Finalmente Angel se pone en movimiento y decide encontrar a su hijo de la manera que sea. Ir a Quor-toth a sacarlo, como sea. Secuestra nada menos que a Lindwood de Wolfram y Hart y cuando está a punto de torturarlo éste se acobarda y le ofrece todos sus recursos para ayudarle a encontrar al niño. realizan un conjuro para volver corpóreo al demonio Sahjan, de modo que Angel pueda obligarle a reabrir el portal.
Pero Sahjan no se materializa en el lugar indicado, sino en medio de la ciudad.

Entretanto, Gunn y Fred han ido a la guarida de Holtz a interrogar a Justine acerca del paradero de Wesley pues la han visto conduciendo su coche: luchan con ella porque la enloquecida y repulsiva mujer no les quiere decir nada. Y justo entonces aparece Sahjan dispuesto a desentumecer los músculos matándolos a todos. También aparece Angel, que iba rastreándolo, y se inicia una violenta pelea, que aprovecha Justine para desaparecer. En la lucha, Sahjan informa a Angel de que todo es inútil porque no puede volver a abrir el portal, que su hijo se ha perdido para siempre. Cuando todo parece perdido Justine regresa y abriendo la urna contenedora que pertenecía al capitán Holtz, atrapa a Sahjan en el interior.
También les dice que le cortó el cuello a Wesley. Angel, Gunn y Fred lo buscan durante largo tiempo, hasta que dan con él y es llevado al hospital.    

Y el final, lo mejor del capítulo: Angel se acerca a la cama donde yace Wesley, indefenso, sedado, sin poder hablar. Le dice que comprende por qué ha hecho lo que ha hecho, y que tenga muy claro que no es Angelus quien le habla, sino Angel. Que no se ha vuelto Angelus. Y acto seguido gritándole que va a matarlo y que se ha llevado a su hijo, intenta asesinarlo ahogándolo con la almohada. ¡Impresionante!



Comentario


por Ehiztari


Después de que Holtz se lleve a Connor a otra dimensión, Angel comienza la búsqueda de su hijo en tanto que Wes yace al borde de la muerte en un parque desierto.

Impresionante Angel, de pie y mirando en silencio la cuna vacía de Connor, colgando el teléfono con el que Fred quiere llamar a Cordelia y diciéndole casi agresivo pero con voz a punto de quebrarse -la primera fisura en su imperturbabilidad-, que cuando Cordy regrese con regalos para el niño, podrá dárselos, es decir, Angel aferrándose a la fe contra toda esperanza; Angel obligando a colaborar a Lilah, metiéndose en el corazón de W & H, hasta el mismísimo Cuarto Blanco y desafiando allí sin un parpadeo a la entidad que lo habita (tan escalofriante con su aspecto de niña atildada y su esencia maligna); Angel capaz de cualquier cosa para recuperar a su hijo, que por algo la mitad de sí es Angelus. Angel impresionando al poco impresionable Linwood; buscando a Sahjahan y arriesgando a todos los suyos y, teniendo tiempo entretanto para confortar al camionero que se cree culpable del accidente mortal que ha causado.
Esta escena en realidad es una pura cortina de humo para hacernos pensar que en su fondo, lo moral y humanista siempre prevalecerá; para hacernos concebir esperanzas e imaginar que él también es capaz de perdonar y comprender al amigo -Wes- que se lo ha jugado todo por salvar a su hijo y que ahora se recupera con la garganta cortada en una cama de hospital. Angel, no Angelus, como se encarga de recordar en ese tremendo final en que intenta vengarse asesinando a un indefenso Wesley. No Angelus, pero tan o más escalofriante.

Impresionante Angel, patético Wes, abandonada Justine, luchadores Gunn y, sobre todo, Fred, tristísimo Lorne... y poco más. Argumentalmente, éste es un capítulo un tanto superfluo, porque poco más cabía decir. No hay posibilidad de recuperar a Connor y sólo la certeza de esa impotencia y la derrota de Angel vertebran la historia del episodio. La trama, como los personajes, da bandazos sin rumbo en una búsqueda imposible: Angel indaga en W&H, en la guarida abandonada de Holtz, las fuerzas místicas del Cuarto Blanco, acude al secuestro, la violencia y la tortura, presiona a Lilah, utiliza sus escasos recursos humanos,... Nada sirve y esa inanidad es el eje del capítulo. Poco avance en el arco argumental, pero ese vacío en la vida arrasada del protagonista supone un importante viraje en el rumbo de la temporada y de la serie.
No sólo de acción vive la narrativa.


1
2