3X14 Couplet

 

3X14 Couplet



Written By: Tim Minear and Jeffrey Bell
Directed By: Tim Minear
Original on air: 18/02/2002


Resumen


Triste ver cómo el pobre Angel no sólo tiene que aguantar que Groo le levante la mujer sino que encima les pone la cama. Nunca lo entenderé, y me parece rayano en lo repugnante: que Angel es bueno, pero TAn gilipollas es un insulto al personaje, ya está bien.

La vida sigue, él cuida de su bebé, y Cordelia quiere acostarse con el demonio pyleano (Groo, no Lorne gracias a los dioses) con lo que Angel debe ir a buscarle una poción que impida que le pase las visiones. Entretanto Gunn y Fred investigan un caso en apariencia inicio de infidelidad, que resulta tener muchas más raíces. Nunca mejor dicho.

Angel es el que finalmente tiene que salvar a la pareja, y de paso al Groosalug, demostrando (una y otra vez) que el héroe aquí es él y en varios sentidos, pero es inútil. Cordelia no tiene ojos más que para el muchacho pyleano, lo que no deja de ser curioso porque siempre ha estado enamorada e Angel.
Los guionistas, definitivamente, se drogan.

El capítulo termina con la traducción de la profecía en la que ha estado trabajando Wesley, y en pantalla, las aterradoras palabras: el padre matará al hijo.



 

Comentario


por Ehiztari

Este capítulo retoma la situación del anterior y... hurga más en la herida. Si bien vira a veces a un ligero tono de comedia, básicamente con ello consigue que resulte aún más patético y compadezcamos más aún al pobre Angel y el papelón que le toca.

El episodio se sitúa en el día después del anterior. Cordy teme perder sus visiones si hace “com-shak” con Groo (No sé si se dice así, pero todos sabemos a qué se refieren, ¿verdad?). Así que, ni corta ni perezosa, acude a “su mejor amigo” para que acompañe a su novio a un burdel en busca de un “profiláctico sobrenatural” que impida los efectos no deseados de su apasionado reencuentro. Entretanto, Wes tiene que ver cómo Fred se suma a cualquier misión que ordene a Gunn. Wesley lo pasa mal, pero lo de Angel es aún peor: Groo no sólo le quita la chica, sino también la ropa, sus armas y amenaza su posición como héroe. Entre disimular los celos y la inseguridad está realmente gracioso, pero también enternecedor, tan grandote y tan humano. Tan vulnerable intentando conservar un poco de dignidad y que no todo se le vaya al garete. No lo consigue, claro. Al menos lo segundo. Pero su decisión final, pagándole unas vacaciones a Cordy para que se marche a una playa con Groo, vuelve a demostrarnos la nobleza de Angel. Si durante el capítulo las desdichas del vampiro moreno nos tenían con la sonrisa en la boca, al final hay que quitarse el sombrero ante él. Qué grandeza de alma.

Pero la última escena, como suele ser habitual, vuelve a encogernos el ánimo: Wesley, más taciturno y preocupado que nunca, ha estado investigando las viejas profecías y finalmente ha conseguido descifrarlas. Un plano de detalle del papel nos descubre sus anotaciones: “The father will kill the son”. Títulos de crédito.

El capítulo se centra en Angel, pero Wesley tiene un papel nada desdeñable. De hecho, cada vez que su presencia silenciosa cruza por la pantalla, estremece y el momento quizás más intenso del capítulo es el de la escena en la librería en que Wes anima a Angel diciéndole que él es insustituible y la razón que aglutina al grupo. Angel ha desnudado sus sentimientos ante Lorne, pero es Wesley quien mejor lo comprende, como héroe, como amigo y como hombre ya que están los dos sufriendo una situación casi idéntica. Cuando las escenas de Angel se entrelazan con las de Wesley, el capítulo abandona el tono ligero de comedia y alcanza la profundidad que nos lleva al dramático final.

1
2