3X05 Fredless

 

 

 

 

3X05 Fredless



Written By: Mere Smith

Directed By: Marita Grablak

Original on air: 22/10/2001



Resumen


por demonio


Un matrimonio atribulado por la pena llega al Hyperion buscando a su hija. Lo que parece un caso mas o menos normal de extravío, fuga o incluso posesión demoníaca enseguida resulta ser otra cosa: los padres no han perdido a la muchacha exactamente, o sea sí, pero ya la han encontrado. Se trata de Fred, y les han dicho que vive ahí. Hace cinco años que no la ven.

Un capítulo donde de principio nada es lo que parece, y en el que de momento pensamos que nos enfrentamos a unos padres malvados: Fred ha salido huyendo como alma que lleva el diablo, y dada la experiencia de estas cosas en el whedonverso, todos nos tememos que seguro que tendrá buenos motivos para ello. Empezando por sus compañeros, que deben localizarla, mientras a la vez intentan vigilar a papá y mamá para que no le vayan a hacer daño a Fred o la atrapen primero.

Pero al final resulta que no, la pareja llegada de Tejas son una rara excepción en ese mundo cruel, sólo nos padres amantes y preocupados, que adoran a su pequeña, y que llevan sufriendo desesperadamente cinco años sin dejar de buscarla. Y solo quieren llevarla a casa con ellos. Era Fred la que tenía miedo a enfrentarse a ellos, y con ello a la realidad de todo lo que le ha ocurrido.

Muy adecuadamente, entremedias tenemos una trama de bicho de la semana, literalmente unos bichos que ponen huevos parásitos y que, aunque parecen malvados, sólo luchan por recuperar sus crías y llevárselas a casa, en un reflejo de los humanos del capítulo.

Mediante la resolución del caso, Fred decidirá su futuro finalmente: quedarse a vivir con sus amigos y compañeros en Los Angeles, donde es feliz y sí puede, después de todo, aportar sus conocimientos e inventiva para ayudarles en su tarea de luchar contra el mal.



Comentario


por Ehiztari


Un capítulo de escasa trama pero lleno de matices, de tonos suaves y muy atento a los detalles, donde la interpretación de los actores se construye a base de gestos mínimos que van explicando todas las cosas que sienten y que no expresan.

Y especialmente, destacaría a Wesley, que en sus pequeñas intervenciones, me parece que está colosal: desde la escena inicial en que, junto a Cordy, parodia la relación de Angel con Buffy; su involuntaria rememoración de una infancia terrible en contraposición a los encantadores padres de Fred, hasta la comedida pero tan sentida despedida con Fred, su confusión no saber cómo abrazarla...

Pero además de Wes, todos están magníficos: Angel resulta muy gracioso (Angel es MUY gracioso cuando su papel se lo permite), en su paseo con Fred por las cloacas, intentando ocultar a sus padres la cabeza del demonio que acaba de matar y fingiendo que es un actor de pelis de terror, mosqueado ante los comentarios de Cordy sobre que Fred está embobada con un héroe grande y gordo (“¿Crees que estoy gordo?”); Cordelia tan chispeante como siempre; Gunn poniendo alguna pequeña dosis de sentido común. Por supuesto, Fred, la protagonista del capítulo, que convierte en adorable su personaje inseguro, nervioso y asustado. Y sus padres, de quienes se nos hace sospechar durante gran parte del episodio y que finalmente resultan ser tan adorables como su hija, incluyendo el pequeño detalle de que es la madre la que acaba con el monstruo arrollándolo con un autobús. ¡Bien por las tejanas con iniciativa!

Y a partir de aquí, incorporamos a la frágil Fred al Equipo. Bienvenida a bordo.


1
2