2X19 Belonging

 

 

 

 

2X19 Belonging


Written By: Shawn Ryan

Directed By: Turi Meyer

Original on air: 01/05/2001



Resumen


por demonio


El capítulo empieza de manera tranquila, con nuestros amigos celebrando en un caro restaurante un trabajo de Cordelia en un anuncio de televisión nacional. Divertidísimas todas las alusiones a la roñosería de Angel, que se repiten a lo largo del episodio (nos dice que en su tiempo por cuatro monedas tenías cena, borrachera y mujerzuela jajaja) pero casi enseguida la realidad en forma esta vez de vómitos ¡pobre Cordelia! y luego de director de escena repulsivo y machista, nos trae al mundo de nuevo. Nada es tan bonito como parece, al menos en la serie Angel.

Aparte de sufrir los abusos laborales más deprimentes, Cordelia cada vez es más consciente de estar atrapada en un destino del que no puede salir, el de las visiones, quizás porque le están haciendo cada vez más daño físico: no es un demonio, y no está preparada para  resistirlas mucho más tiempo.

Entretanto, en medio de una actuación de Lorne en caritas, un portal se abre en el escenario y entra en nuestra dimensión una bestia drokken, que sale corriendo hacia el exterior, dispuesto a atacar humanos. Comienza la saga de Pylea que dará fin a la temporada de Angel y nos llevará al mundo del Host, y nos traerá un nuevo personaje: la mujer que Cordelia ve en este episodio en su visión, desparecida cinco años atrás, Winnifred Burkle.

Intentando leer el libro que ella sostenía cuando desapareció, nuestros amigos abren otro portal y de él surge Landok del Deathwok Clan, primo de Lorne, que les ayuda a cazar al demonio drokken. Pero cuando Angel y compañía reabren el portal de caritas para devolver al guerrero pyleano a su casa, Cordelia se ve arrastrada en el torbellino y desaparece también.


Comentario


por Ehiztari


En la intensa segunda temporada de Angel se hace de repente un paréntesis que llegará casi hasta el final: la saga de Pylea. Una estravaganza difícilmente imaginable en otra serie, pero que en el Jossverso aceptamos tan ricamente. Nos dicen que buque mercante es un animalillo acuático y todos decimos “claro que sí, por supuesto”. A mí me da la impresión de que Whedon y sus chicos en ocasiones se aburren y apuestan a ver quién la tiene más grande (la idea descabellada). A veces les da por hacer un musical o un episodio mudo o por decirnos que todo lo anterior era mentira. Esta vez les ha dado por irse a una realidad alternativa para meternos de cabeza en una especie de mundo medieval, con razas diferentes, clanes guerreros y curiosas relaciones sociales. Y sin música, para desesperación de Lorne. (Pero con danzas rituales y mamás bien barbadas).

Es una forma de poner un poco de humor, aventuras un tanto naifs y olvidarse un poco de la sombría existencia en Los Angeles. Aunque, mientras, a Angel le está empezando a crecer un nuevo problema del que no tiene ni idea. Y sobre todo, es una forma curiosa de integrar a Lorne definitivamente en el equipo y de traerse a un nuevo fichaje: Fred.

El capítulo está lleno de chistes y diálogos graciosísimos. Lorne se lleva la palma y el chiste de Bonanza a mí me parece genial. Bueno, en realidad, es que me siento plenamente identificada con Angel, que ha empezado el capítulo diciendo que es viejo y que lo demuestra siendo el único que pilla la relación entre Lorne y el protagonista de la vieja serie de televisión, porque es el único que la conoce. Ainssss. Prohibido hacerme alusiones al respecto.

Y otra cosita tonta que me ha retrotaído a mi lejana infancia. En un momento dado, creo que es cuando van a perseguir al drokken, nuestros chicos pasan por unos almacenes abandonados y en los laterales tienen pintada publicidad… ¡marca ACME! Juajuajuá. Por favor, por favor, no seáis crueles y no me digáis que sólo yo veía al Coyote y al Correcaminos, pero ¡la ilusión que me hizo…! Aunque me queda la duda de si está a propósito, si realmente existe esa marca en la realidad y ha sido una casualidad o si vuelve a ser otra tomadura de pelo.


1
2