2X16 Epiphany

2X16 Epiphany




Written By: Tim Minear
Directed By: Tom Wright
Original on air: 27/02/2001



Resumen


Por fin Angel parece abrir los ojos a varias cosas importantes. O no, no lo tengo claro, a lo mejor en realidad es sólo que vuelve al lado políticamente correcto. Sea como sea, tras la impresionante escena inicial con Darla (impresionante en muchos sentidos, desde cómo le agradece que ella lo haya salvado, deteniéndolo, y calmando su desesperación, hasta cuando la echa de su lado como vulgar macarra a su puta diciéndole que le devuelve el favor y la deja marchar pero que si vuelve a verla la matará) Angel parece determinado a volver junto a sus amigos e intentar recuperarlos.

Divertidísimo por cierto cómo se lo toma Gunn, diciendo que vale, ha tenido una epifanía, le encantan las epifanías, a lo mejor el también tiene una, en plan amenazante. Bueno, cada uno se lo toma según su carácter, entre medias de la acción, ya iniciada el episodio anterior, de luchar contra los demonios skilosh que implantan sus huevos en las cabezas de los humanos: en este caso nada menos que han capturado a Cordelia.
La joven va a ser el hueso más duro de roer para Angel, y no lo perdonará tan fácilmente como los dos hombres.

Y entremedias, los celos de Lindsay, nunca sabemos muy bien si hacia darla o hacia Angel, que estallan en un ataque sorpresa hacia el vampiro, brutal y devastador. La pelea que llevábamos capítulos esperando: pero en realidad Lindsay no es rival para Angel en casi ningún sentido, y aquí lo vemos de nuevo.

Y ¡por fin! el personaje más aburrido e idiota de la serie (o uno de los que más) deja de lastrar la historia de Angel y desaparece, la policía Kate. Hala, que ya era hora de que salir de escena. No, no muere, Angel la salva...aunque ya estaba muerta (por sobredosis de pastillas) cuando él entra en la casa. De hecho, si no él no habría podido entrar.



Comentario


por Ehiztari

Este capítulo es el anticlímax y resolución del anterior. Pienso que ése era bastante redondo y en éste sólo les ha quedado resolver los desenlaces que allí dejaron en suspenso: Angel “despierta”, en todos los sentidos, tras acostarse con Darla, y salva a Kate de su intento de suicidio; Lindsey comprende que Darla nunca le ha amado ni le amará; Gunn, Cordy y Wes rematan su último trabajo y se reconcilian con Angel… Por este carácter conclusivo, en el episodio conviven aspectos casi contrapuestos: escenas intensamente dramáticas (Lindsey y Darla, enfrentados como un matrimonio ante la infidelidad: Kate y Angel hablando sobre el sentido de la existencia) y otras mucho más ligeras, casi cómicas. Las de la reconciliación del grupo donde Wesley lo borda, el más frágil y con una humanidad y presencia de ánimo que podría dar muchas lecciones al “héroe” Angel.  Me encanta la sonrisa de felicidad cuando lo ve llegar a su casa para salvarle de los demonios skilosh y cómo se acuerda de repente de que están enfadados y pone su cara más seria. O cuando delibera con Gunn cómo salvar a Cordelia, se levanta de la silla de ruedas, la que siempre se atasca en el barro del jardín, e inmediatamente tiene que reclamar la ayuda de Gunn: “Creo que… me estoy cayendo”.

Recopilando, ésas son las escenas que más me gustan: las de Wesley, las durísimas miradas entre Lindsey y Darla y la conversación con Kate que da casi la clave de toda la serie, la revelación que ha tenido Angel: nada que hagamos forma parte de ningún plan superior ni marca ninguna diferencia, ni sirve para nada en la lucha contra el mal. Angel es ciertamente una serie de héroes abocados a la derrota y plenamente conscientes de lo imposible de su triunfo, pero que a pesar de todo siguen luchando. Porque, a pesar de esa clara conciencia de la inutilidad de sus actos, precisamente por eso, Angel ha comprendido también que el más pequeño detalle, el acto más nimio de su lucha tiene un valor incalculable. Y en esta serie masculina, de decadencia y visión pesimista, que decía Irati, es una mujer, Kate, la que pone la nota esperanzada. Ella mantiene la fe y sabe que no están solos en su lucha. Algo superior tiene que estar de su parte para que Angel pudiera entrar en su casa a salvarla cuando nunca había sido invitado. Una bonita despedida para Kate, que ya no volverá a aparecer en la serie.

1
2