2X15 Reprise

 

 

 

2X15 Reprise


Written By: Tim Minear

Directed By: James Whitmore Jr.

Original on air: 20/02/2001



Resumen


por demonio


Casi no se saber por dónde comenzar a resumir este capitulo, de tantas cosas como ocurren y tan vertiginoso como es. Imprescindible por completo.

En Wolfram y Hart preparan la llegada de nada menos que un Socio Mayoritario: los abogados se desviven por hacer méritos antes de que llegue, temerosos de la purga de empleados que se avecina, no paran de hacer rituales y sacrificios. hasta Lilah se lamenta e no haber hecho caso a su madre y haber tenido hijos para poder sacrificarlos, la muy canalla. Lindsay tiene a Darla escondida en su casa (impresionante el modo cómo le miente a Lilah diciendo que no sabe nada de ella ni de Drusilla) y la cuida llevándole sangre y atendiéndola de sus heridas. Nos dice que Dru fue a pedirle ayuda para Darla, cuando se escondían, tras el ataque de Angel, en las alcantarillas. Por cierto que Darla nos informa de que Dru se ha marchado. Puesto que sabemos que fue a Sunnydale a intentar traer a Spike sin conseguirlo, es de suponer que ha seguido su camino: en las series a Drusilla ya no la veremos más.

Angel se propone matar al Socio en cuanto aparezca y robándole el anillo que le permite viajar entre dimensiones, buscar la fuente origen de todo el mal de Wolfram y Hart y atacarles a vida o muerte aunque sea lo último que haga. Quizás es lo que busca, terminar de una vez.  Un Angel absolutamente oscuro, alejado de todo, sin ninguna esperanza, más parecido a Angelus que a Angel, investiga la manera de matar al poderoso demonio, enfrentándose incluso a sus antiguos amigos a los que no dedica ni una sola mirada.

Pero no es el único vampiro interesado en poseer ese anillo controlador: cuando el Senior Partner aparece, Darla ataca dispuesta a arrebatarle ese derecho de poder.

En la lucha en Wolfram y Hart cuando aparece el Socio Mayoritario, caótica entre Angel, Darla, los guardias de Wolfram y Hart y un impresionante Lindsay que le mete un buen bofetón a Lilah (¡genial!) para defender a la vampiro, Angel derriba al demonio por la ventana, acabando con él gracias a un guante mágico, y le arrebata el anillo.

Se lo pone y acompañado de un Holland Manners que sirve a la firma aun después de muerto, baja a los infiernos. Su desesperación llega a límites infinitos cuando constata que el infierno y fuente de todo mal es el mundo en el que ya se encuentra, en el que nos encontramos todos.

De regreso a su apartamento del Hyperion, Darla ha ido en busca del anillo. Pero no es eso lo que encuentra, sino a un Angel desesperado, más dark Angel que nunca que medio a golpes se acuesta con ella en la mejor escena amorosa (por decirlo de algún modo) de toda la serie Angel. Y a partir de ahí... nadie sabe lo que puede ocurrir, pero desde luego nada bueno.


Comentario


por Ehiztari


En este capítulo se anudan las tramas de diversos personajes para dirigirse todas ellas hacia el clímax: Kate, expulsada de la policía, siente que todo su mundo se derrumba; Wesley rompe su relación con Virginia, intrascendente pero confortable. Me conmueve lo indecible la dulzura de Wes en este capítulo: en el momento de la ruptura cuando, herido y abrazando a Virginia, besa suavemente su pelo y sólo se preocupa por “lo difícil que es para ella”; cuando se planta con toda la firmeza y la serenidad del mundo, para enfrentarse a Angel y defender a Cordelia, lo que le cuesta otra visita al hospital; o en esa conversación telefónica con Cordy, hecho polvo en la penumbra solitaria de su casa, mientras a pesar de todo, su voz calmada susurra la afirmación de su amistad inquebrantable.- [Buahhhh. ¡Si no puede ser un Spike, quiero un Wesley en mi vida!]. Y Cordelia, dirigiéndose a cobrar una factura impagada que le va a traer más de un problema.

En este capítulo está todo: está Lindsey y su extraña relación con Darla, cada vez más enamorado de ella, hasta el punto de arriesgar –de nuevo- su posición en el bufete; está Darla, abiertamente enfrentada ya a Angel; está la reaparición de Holland Manners para explicar a Angel algunas cosas básicas que van a subvertir por completo las frágiles bases donde asienta el vampiro el sentido de su existencia: a saber, que Wolfram and Hart han estado en la tierra desde que el primer cavernícola utilizó la violencia, que son el Mal, pero que el mundo no sigue adelante “a pesar de” ellos, sino “con” ellos, y sobre todo, Manners le acompaña al lugar (“el infierno”, sin duda) dónde está la Oficina Central: la misma calle que recorren todos los días.
Una revelación difícil de soportar para Angel, que se enfrenta a la vacuidad de todos los esfuerzos, la imposibilidad de redención para un mundo que está decididamente condenado y en el que nada de lo que él haga puede tener relevancia. La desesperación de Angel le lleva a un violento encuentro sexual con Darla. Y, para colmo, el capítulo acaba bruscamente de la forma más interesante, cuando Angel despierta sobresaltado en mitad de la noche en la cama donde yace su cuerpo desnudo junto al de Darla. Como ya sabemos cómo son esos despertares de Angel tras hacer el amor, los espectadores nos tememos lo peor,… pero eso continuará en el próximo episodio.


1
2