1X01 City Of...









1X01 City of...


Written By: Joss Whedon
Directed By: Joss Whedon
Original on air: 05/10/1999


Resumen

 

Angel inicia su carrera en Los Angeles luchando en solitario contra vampiros. Pero casi enseguida entra en su vida Doyle, un joven mitad humano mitad demonio al que los Poderes le mandan visiones, y que empuja a Angel a implicarse más en la vida de las personas a las que intenta salvar.

Angel siguiendo sus indicaciones va a salvar a Tina de su en apariencia novio acosador Russell, que termina siendo un poderosos vampiro de apariencia similar (salvando las distancias) al Master, representado nada menos que por Wolfram Y Hart. Con lo que tenemos también en escena al bufete de abogados malignos, y a Lindsay Mcdonald en este primer episodio.

Lamentable y sorprendentemente Angel no consigue salvar a la chica (bien por los guionistas, siempre sorprendiendo, nada menos que en una premiere de temporada y serie y el protagonista guaperas deja morir a la chica rubia mona) pero por supuesto va por Russell en busca de venganza. Y justo a tiempo, porque ahora el malvado y rico vampiro estaba a punto de comerse nada menos que a Cordelia Chase.

Tras matar Angel al vampiro, magnífico ese "sabes volar? mientras lo lanza cristalera a través a plena luz del día, Cordelia se queda con Angel y Doyle para organizarles un poco la vida, que falta les hace, y la recién nacida agencia de detectives más o menos sobrenaturales Angel Investigations. La temporada está en marcha.




 

Comentario


por Ehiztari

La serie de Angel y la de Buffy son bastante distintas, a pesar de compartir universo y personajes. Angel es más oscura, más madura y quizás más desengañada. Buffy es más fresca e innovadora, más juvenil. La verdad es que resulta difícil decantarse por una u otra. Yo conocí el whedonverso y me enganché a él a partir de Buffy, y cuando vi Angel, me pareció que ésta era aún mejor, más “seria” y profunda. Hoy, sin embargo, no lo tengo nada claro. El mayor desenfado de BTVS me parece que la hace también más arriesgada, mientras ATS resulta algo más convencional. En cualquier caso, hay que partir de que el “tono”, la orientación de Angel es diferente a la de Buffy y eso se nota desde este primer episodio piloto.

Desde el principio, se apuesta por un escenario de una gran urbe deshumanizada y se nos habla de soledad, incomunicación, dolor… (“Los Ángeles es el infierno”- se dice.) Angel aparece como “más superhéroe” que Buffy, más serio, más distante… Es una especie de Batman que vive entre las sombras y cuya naturaleza oscura a veces aterroriza a los mismos que intenta proteger. Pero también desde el principio se quiere anclar al personaje con la realidad dotándolo de afectos y lazos humanos. Esa será la labor de Cordelia y de Doyle (Éste será el Enviado que expone claramente cuál es su misión al decirle a Angel que si sigue solo acabará vencido por su naturaleza demoníaca. “No se trata de salvar cuerpos. Se trata de salvar almas”)

Y además, como en cualquier serie de Whedon, Angel tiene también su lado patoso, sus equivocaciones y errores impropias de un superhéroe monolítico que, desde el principio lo humanizan, además de proporcionar algunas memorables momentos de humor: su absoluta incapacidad para acercarse a una chica (no ya ligar); su error estúpido cuando en el aparcamiento salta por encima del asiento de su descapotable negro, se sienta al volante, da al contacto… ¡Y se da cuenta de que se ha equivocado de coche!; su frustración al no poder salvar a Tina… Angel me cae bien. Después de tantos episodios con él, sé que el tipo inexpresivo de las primeras temporadas de BTVS es sólo una de sus facetas, probablemente, la menos atractiva. Sé que a partir de ahora va a desarrollar su personalidad, vamos a asistir a sus contradicciones, su tragedia y alcanza una altura de héroe sombrío insospechada en BTVS. A mí me gusta decir que en su serie, Angel se hace respetar. Es un tipo que se gana al respeto, si no la redención. (Esta serie es aún más pesimista que su antecesora y nunca sabremos si el sufrimiento de nuestros personajes les valdrá el perdón de sus culpas).

Y esta mayor dimensión de Angel, gravitará después, al menos sobre mi percepción de sus relaciones con otros personajes, como Buffy, Spike o Wesley. Si nos quedáramos sólo en las tres primeras temporadas de BTVS, Angel no habría pasado de ser el novio guapo e insulso de la protagonista. Viendo ATS, descubrimos que es un personaje de mucho más calado y que en su historia aún quedan muchos recovecos por descubrir. Por si no se ha notado, esto es una sutil invitación a disfrutar con la serie del vampiro moreno. Si alguien no ha visto el spin-off… ¿a qué espera? Merece la pena, de verdad. (Y a mí ahora ya hasta me parece guapo. Quizá no de un atractivo arrasador, pero cuando entra en la fiesta, alto, vestido de negro, con ese cuerpazo que Dios le ha dado… me parece normal que el representante homosexual se le acerque preguntándole si quiere ser actor.)

Angel está en L.A. y parece que ha encauzado su vida en una cruzada solitaria contra los vampiros de la ciudad. Aparece Doyle, un demonio (él dice que es 100% humano “por parte de madre”), que le dice que le han enviado los Poderes superiores para ayudarle y le advierte de lo peligrosa que es la soledad. Doyle tiene visiones y le proporciona el nombre y la dirección de una chica en peligro: Tina. Es una camarera que llegó a Los Angeles para ser actriz, y que está siendo acosada por un poderoso vampiro muy bien relacionado, Russell. Angel acompaña a Tina a una fiesta y allí se encuentra con Cordelia, recién llegada también de Sunnydale. Tina es asesinada por Russell, sin que Angel consiga impedirlo. A continuación será Cordy el nuevo objetivo del que se encapriche Russell. Al final, tras ser salvada por Angel, Cordelia decide abandonar la miserable vida de actriz en paro y autocontratarse como secretaria de Angel (“sólo de forma provisional”)

Citaré algunas brevemente aspectos, algunos tan típicos de las series de Whedon como el dibujo de personajes (Tina, qué dulce y cuánta “verdad” transmite esta actriz secundaria; Doyle y Cordelia, desde el principio se nos presentan con su arrolladora personalidad – sobre todo Cordy- y sabemos que van a ser “de los nuestros”. Han llegado para quedarse. Angel… bueno me remito a lo que he dicho anteriormente. De momento, sólo aparece como sombrío y taciturno); El humor un tanto negro y los diálogos brillantes, como el de Doyle a la mendiga o este otro ejemplo: Después de descubrir el cadáver de Tina, Doyle intenta hablar con Angel. Éste le corta: “No quiero compartir mis sentimientos, no quiero comunicarme. Quiero atrapar a Russel”. –“Y cuando lo atrapes ¿qué harás?”- pregunta Doyle. – “Compartiré mis sentimientos con él”). El final impresionante y original; y primera aparición de Lindsey McDonald, el joven abogado de Wolfram and Hart.

Otro aspecto que me parece muy digno de destacar es la construcción general del capítulo por la dificultad que entraña un episodio piloto: echar a andar una serie, presentar los personajes, contar su historia para quienes no los conocieran (ráfagas de flashbacks robados a Buffy incluidos) y desarrollar el argumento propio de este capítulo concreto. Son muchas cosas, pero desde mi punto de vista, muy bien resueltas. Superan el escollo con sobresaliente.
También son de destacar algunas imágenes muy hermosas: las de Angel en la noche al principio y en suave fundido con los rascacielos de la ciudad al final. Algunas pasaron a los títulos de crédito.

Y en el lado negativo, los horribles maquillajes de vampiro. “Parecen máscaras de Kabuki” dice el productor David Greenwalt en los comentarios. Totalmente de acuerdo. Por lo visto, pretendían que dieran más miedo que las de BTVS, pero son horrorosas. Espero que las modifiquen. Yo no las recordaba tan feas.

1
2