Doyle


Doyle

De nombre completo Allen Francis Doyle y conocido por el apellido, este joven medio demonio es el primer personaje con el que se encuentra Angel en su serie, una vez decidido a llevar a cabo su lucha contra el mal en la ciudad de Los Angeles. Aparece en su apartamento en el primer episodio, diciendo haber sido enviado por los Poderes, de quien tiene línea directa por medio de unas visiones que se le presentan advirtiéndole de peligros o personas en apuros a quienes Angel debe de salvar. Esta línea de acción, muy interesante y que pone a Angel en primera línea heroica de paso, se mantendrá durante toda la serie y contribuirá a muchas de las tramas más importantes de la misma.

Doyle es un personaje típico de los que los americanos suelen llamar un "perdedor", un chico normalito, con pasado más o menos en sombras, que parece no tener demasiado futuro. No demasiado heroico, no demasiado hábil en casi nada, y con escaso atractivo con las mujeres, con apetencia por el alcohol y las juergas nocturnas y problemas de juego y de deudas con demonios. Al lado de Angel hace muy bien el papel de amigo del héroe (y de paso nos recuerda un par de veces de manera inevitable lo guapo que es Angel y todas esas cosas) y al de Cordelia lo atractiva que es ella, de la que parece enamorarse. Doyle no tiene esperanzas porque entre que Cordelia es todavía una arpía casi com e Sunnydale y él no tiene mucho que ofrecerle, pues se ve claro que la cosa es imposible.

Doyle, Cordelia y Angel son los que forman la agencia "Angel Investigations" con sus tarjetas y todo y sus oficinas y son en gran parte los responsables de que el siempre huraño e inadaptado social vampiro comience a abrirse de nuevo y a ser un poco más tratable. 

Doyle sólo permanece junto a Angel hasta mitad de la primera temporada aproximadamente. Tiene un final heroico en la serie, sacrificándose para salvar a sus amigos y a un grupo de demonios amenazados por una enorme bomba que han puesto un clan de demonios exterminadores malvados, en el episodio Hero y justo antes de morir besa a Cordelia, traspasándole sus visiones de los poderes. A partir de entonces (y salvo en un capítulo de realidad alternativa y justo al final de la serie, durante todo ATS las visiones siempre pertenecerán a la joven.