Fred


Fred



  Winnifred Burkle llega a la serie Angel a finales de la segunda temporada, cuando la encuentran perdida en la dimensión de Pylea a donde llegó a través de un portal, al parecer el mismo portal por el que Lorne escapó de su mundo para venir al nuestro. Cruce de destinos que llevarán a Fred a ser rescatada del mundo de los demonios por nuestros amigos y a quedarse a vivir con ellos en el Hyperion. Enloquecida al principio por la soledad y las penalidades, poco a poco se va integrando en la vida del grupo, a quienes aporta sus conocimientos y gran inteligencia.

En origen Fred era una estudiosa de física muy aventajada que había llegado de Texas a la gran ciudad para dedicarse a la ciencia, y allí se topó con el profesor Seidel, que bajo la apariencia de amable tutor, por envidia de su cerebro y sus capacidades la arrancó de la tierra y la envió a Pylea durante cinco años a través de una abertura mágica. Fred tiene un carácter tímido y extremadamente dulce, y en muchos momentos resulta muy empalagosa y demasiado friki con su ciencia, pero por suerte también la vemos a veces sacar una fuerza y un empuje que la hace una gran mujer y un personaje imprescindible y muy importante en la serie. 

Tiene momentos muy buenos no sólo como científico y estudiosa, con las cosas técnicas y también las mágicas en las que ayuda a Wes, sino como valiente luchadora del lado de sus compañeros, y siempre buscando hacer el bien con un gran sentido de la justicia. Por ejemplo, cuando ataca al traidor Connor encarándose con él por haber tirado a Angel al fondo del mar, o cuando es la única persona del grupo en descubrir el engaño de Jasmine, el demonio llegado a la tierra para dominarla que tiene a todo el mundo bajo un hechizo, y de la que sólo Fred descubre con su verdadero rostro. Y en la quinta temporada es la única que desde el primer momento apuesta por Spike y se lanza a intentar ayudarle a recuperar su forma corpórea, y trabajando de la manera obsesiva que la caracteriza llega a construir un aparato casi imposible para lograrlo.

Encaprichada de Angel como parece inevitable (y también bastante incomprensible, la verdad) en toda fémina que aparece en ATS, porque lo ve com a su príncipe salvador, enseguida pone los pies en la tierra y se enamora de Charles Gunn, con quien mantiene una relación también bastante incomprensible. Sobre todo si pensamos que el bombonazo de Wesley está enamorado de ella casi desde el momento en que la ve. Después ya en la quinta temporada, Fred tontea con Knox en Wolfram y Hart, sin llegar a nada y finalmente se decide a lanzarse a por Wesley, cuando ya él estaba claro que había perdido las esperanzas de que lo viera como pareja. 

Pero como esto es Angel y ya sabemos cómo son las cosas y cómo le gusta a Whedon hacer sufrir a los personajes, y a nosotros con ellos, justo al capítulo siguiente de su primer beso, en A Hole in the World, Winnifred muere en brazos de Wesley para dejar su cuerpo al demonio Illyria y nunca volvemos a verla.
Una de las muertes más brutales, crueles y terribles del whedonverso.