1X10 Parting Gifts

 

 

1X10 Parting Gifts



Written By: David Fury and Jeannine Renshaw

Directed By:James A. Contner

Original on air: 14/12/1999



Resumen


por demonio


Cordelia descubre, a su pesar y de manera traumática, que Doyle después de todo sí le ha dejado algo al marcharse, algo muy personal e íntimo: el resplandor azul que vimos entre sus labios cuando la besaba en el capítulo anterior eran nada menos que el poder de recibir las visiones de los Poderes, que ha traspasado a la muchacha. Cordelia, ecléctica y positiva ella, intentará por un lado saber qué demonios ha visto en su visión primera de algo "feo, grande y gris" y por el otro sacarse de encima el nuevo poder besando a todo bicho viviente que se le ponga a tiro.

Entre tanto, un demonio de apariencia inofensiva y pinta de vividor llega pidiendo ayuda a las oficinas de Angel, lo persigue un obcecado cazador de demonios desde hace tiempo y no consigue librarse de él. El cazador resulta ser nada menos que Wesley Whydam Pryce, ocupado en la casa solitaria de criaturas malignas desde que fue expulsado del consejo de Vigilantes. Y no va siguiendo a ese pequeño demonio empático, sino a otro de apariencia grande y peligrosa.

Pero como casi siempre en el whedonverso, las apariencias no suelen tener que ver mucho con la realidad y el equipo investigador, empezando por Cordelia, se darán cuenta enseguida...



Comentario

 

por vicenivi

Lo mejor, lo mejor del capítulo, ha sido sin duda la llegada de Wesley, al más puro estilo "Mad Max" o como se diga. Pantalón de cuero, botas, moto... y Cordelia besando a todo el mundo para no tener más visiones.

La posible melancolía del episodio se disuelve casi enseguida, gracias a Wes y sus increíbles torpezas. Si alguien tenía que sustituir a Doyle, ¿quién mejor que él? Está divertidísimo cuando dice "Me aprietan los pantalones...en las piernas" y se aleja todo tieso. Wes es hombre de libro e investigación, no hay duda. Es bastante negado peleando y cae dos veces al suelo, intentando sacar su cuchillo de la pierna. Lo suyo es la cabeza y el estudio.

El demonio Barney, resulta al principio encantador, tan comprensivo y simpático. Nos recordó un poco a Chandler, el de Friends...y menudo bicho resultó al final.

He encontrado especialmente inexpresivo a David, y ya es decir. Alexis, es también un actor de gestos mesurados, pero sabe transmitir toda serie de emociones y su voz es deliciosa.

Y ese alarde de cultura por parte de Angel (habla coreano, identifica la estatua que dibuja Cordelia) nos resulta muy atragantante. Por cierto, el doble de David se ve a distancia. Es más bajo, más delgado, más moreno y con orejas de soplillo. De verdad.

Cordelia ha estado fuera de serie, más preocupada por lo que pueda babear en sus visiones que por otra cosa. Preferiría mil veces tener herpes, qué tía."Tuve una visión, seguro que se debe a algo que comí".

1