5X02 Just Rewards

 

 

 

5X02 Just rewards



Written by: David Fury and Ben Edlund

Directed By: James A. Contner

Original on air 08/10/2003



Resumen


por demonio


Un estupendo capítulo donde empezamos a ver a Spike y Angel actuando juntos, y eso siempre es un placer.
Spike desconcertado por su extraña aparición saliendo del medallón pregunta lo que ocurre, donde está, quienes son todos, ataca a Angel y descubre, con sorpresa, que se ha convertido en un ser incorpóreo. Una vez recuperado del shock de verse a Spike en el despacho, y tras intercambiar algunas puyas (no tiene remedio, en cuanto se ven empiezan como críos) Angel pone a su equipo a investigar para ver qué significa todo esto. Tras varias pruebas de laboratorio que no arrojan resultados concluyentes acerca de lo que es Spike, y tras enterarse los demás de que tiene alma y salvó al mundo junto a Buffy, Spike decide rápidamente hacer la vida imposible a su Sire persiguiéndolo por todas partes.

Su primer destino es la casa de Hainsley, un poderoso brujo necromante, que se dedica a meter demonios en cuerpos humanos para darles entrada a la sociedad. La alta sociedad, al parecer.
Angel tendrá que luchar contra el brujo, echado mano de todas las armas a su alcance, incluidos los inspectores de hacienda. El brujo, que tiene poder sobre los cuerpos sin vida, no se lo pondrá fácil.
Entretanto el equipo de Angel busca la manera de hacer algo con Spike, y parecen decidirse por destruirlo, por aparentes motivos caritativos: no puede afectar a nada ni hacer nada, es como un fantasma. Triste destino para el activo... más bien hiperactivo Spike.

Hainsley interpretando rápidamente las aparentes desavenencias entre Angel y "su cita" ofrece a Spike un trato: hacerlo corpóreo si toma el control de Angel, y por lo tato de Wolfram y Hart para su beneficio. Tras una conversación en el dormitorio de Angel donde al parecer los dos vampiros planean su propia jugada, Hainsley  ataca a Angel y comienza el ritual para meterle dentro a Spike. Pero Spike no suele hacer lo que le mandan, y se queda en el interior del brujo, posibilitando que Angel acabe con él.
Al final del episodio Spike va a ver a Fred y tras muchos circunloquios, le cuenta que cada vez que desaparece siente que lo arrastran al infierno, y le pide que lo ayude.



Comentario


por Ehiztari


Spike ha vuelto. Y además ha reencontrado un sentido para su no-vida: hacerle la puñeta a Angel ad nauseam, hasta en la cama (literalmente, en este capítulo). Jejeje

Este capítulo vuelve a ser como el anterior: la trama del nigromante, como que ni fú ni fa, pero el resto… ¡ah, el resto! Si es que está ya todo ahí: Spike, desesperado, irónico, incorpóreo e indefenso, pero con esa labia que algún dios le ha dado con el único propósito de joder a Angel por toda la eternidad. Y Angel lidiando con el nuevo bufete que parece que le viene grande, pero en el que, finalmente, consigue imponer su forma de hacer las cosas, o sea, a puñetazos y por las bravas. Y el spangel, usase Spike y Angel chocando una y otra vez y otra y otra: discutiendo por Buffy, por el Víper, por la forma de vestir, por la forma de pelear, Spike chinchando y Angel aguantando estoicamente porque no puede hacer otra cosa y ambos aparentemente dispuestos a acabar el uno con el otro para ayudarse y salvarse la vida al final.

Teniendo en cuenta que es la primera vez que Angel y Spike comparten episodio en esta nueva andadura, me gusta cómo juegan los guionistas a despistar al espectador haciendo pensar primero que Spike pactará con el nigromante para acabar con Angel y, después, que Angel está dispuesto a “dar paz eterna” a Spìke (Por cierto, estaba dispuesto, ¿no?). Me parece que el tema está muy bien resuelto sobre todo por cómo dotan de motivaciones a los dos personajes hasta hacernos pensar que Angel, el protagonista, corre verdadero peligro o que es capaz de la bajeza de “asesinar” a su propio childe. (Por cierto, los guionistas que no se hablan le hacen decir al rubio que fue el moreno quien lo convirtió). O, por otra parte, convencernos de que Spike, el héroe de Sunnydale, el nuevo vampiro con alma, está dispuesto a pactar con cualquiera para vengarse de Angel. (Y siendo sincera, a mí me parece que Spike tiene mejores motivos, por ejemplo, la defensa propia y la supervivencia).  En cualquier caso, al final del capítulo, se ha establecido, pa los restos de lo que queda de serie, una nueva situación de colaboración entre Angel y Spike, pero también – y me encanta, me encanta- el enfrentamiento entre dos personajes muy distintos pero muy iguales, ambos situados con rango muy similar, con categoría heroica, y con muy semejante dignidad, los dos trampeando, engañando y, con todo, luchando del mismo bando.

Me gusta la relación que se establece, me gusta la trama, me gusta Angel, de gran héroe, sólido e imperturbable… hasta que el rubio se proponen crisparle los nervios. Me gusta Spike, displicente, enfadado ante lo que considera una injusta burla, Spike que nos hace reír y  que se indigna y que pone esa cara de frustración cuando Angel decapita al nigromante y le arrebata la oportunidad de unos buenos puñetazos,... pero sobre todo, me gusta ese final digno de FFL, cuando recuperamos a ese vampiro-fantasma tramposo, insultante, superficial, amoral… mirando a los ojos a una mujer y diciéndole que está aterrado. Desnudándose. Ainnsss, por eso lo amamos. Entre otras cosas, claro.


1