Angel y Lindsey: Midnight Cowboy
por Angelus_love

 

Esta es una relación entre dos tíos duros, callados, estoicos. A lo mejor no es algo tan estoico como la que apuntaba aquí Ehiztari, pero casi, casi.
(Voy a  poner bastantes fotos porque Lindsey además está muy bueno jajaja)

Angel y Lindsey se conocen en la primera temporada de ATS. El primero es el héroe oscuro y torturado, el segundo el nuevo chico malo de Wolfram y Hart. La pasión entre ellos es instantánea y la tensión sexual hace saltar chispas.
Lindsay es un chicarrón cowboy de intensos ojos azules, no se sabe muy bien si de Texas o de Oklahoma (no tienen nada que ver pero en fin). Fuera de horas de trabajo lleva camisas de cuadros y canta country mientras toca la guitarra. También usa botas camperas y tejanos apretados que dejan ver sus fornidos muslos y adivinar su prieto y musculoso culo.
Angel por su parte viste de Angel mientras está claro que considera todas estas cosas (al menos las dos últimas)

Se miran fijamente. Cruzan un par de palabras de enfrentamiento viril. Se miran de nuevo.






Se establece una competición con Angel bastante similar a la de Spike en algunos sentidos. Todo lo que hace Lindsey es en realidad para que Angel lo vea y reaccione ante él. Un par de veces parece claro que incluso a Lindsey no le habría costado dejar a daddy Holland Manners y pasarse al lado del bien, otro caso de posible redención en el whedonverso. Pero nunca termina de hacerlo.
Tienen un enfrentamiento en el que está claro que Lindsey no conocía el lado oscuro de Angel, aunque ahora sí. Lo amenaza con una cruz (parece la escena de Destiny) y en la otra tiene el pergamino ShanShu.




Angel y Lindsey se miran. Se miran.









Angel lo mira fijamente y luego le corta la mano.





Siguen enfrentándose toda la segunda temporada. El enamoramiento de Lindsey por Angel es tan patente que hasta intenta atraerlo por medio de Darla. Pero está claro que al que desea con todo su ser es a Angel. Se meten una tunda de hostias al más puro estilo vaquero cuando el chico se entera de que Angel se ha tirado a Darla y no a él.
Lindsey se ha vestido de cowboy para este encuentro en la noche con Angel esperando calentarlo.




Y se miran. Sus miradas hablan de muchas cosas. De pasiones a duras penas contenidas.












Se miran todo el tiempo mientras el uno intenta hacer el mal y el otro el bien, y se desbaratan los planes el uno al otro sin descanso. Con pasión de enamorados. Mientras Lindsey se va poniendo cada día más bueno, el cabrón, con los ojos más azules e intensos.
Hasta que hacia el final de la segunda temporada desesperado porque Angel no reacciona a sus muchos viriles atractivos, se marcha despechado.
Se miran fijamente, y se despiden.








Pero Angel no va tras él, como sin duda Lindsey esperaba. Es que no sabe un terrible secreto de Angel: a Angel en realidad no le pueden los chicarrones tejanos (o de donde sea, que ya dije que no está muy claro esto), lo que se la pone dura sin límites son los inglesitos con gafas, y en el despacho de Angel Investigations tiene a Wesley.

Lindsey regresa en la quinta, más enamorado y apasionado que nunca, y también más bueno y cachas, para seguir mirando fijamente a Angel y que Angel lo mire a él mientras la pantalla arde de pasiones rudas y viriles contenidas a duras penas.
Hay que decir que en la quinta Lindsey además está muy cabreado porque Spike ha entrado en escena, e incluso intenta apartarlo del lado de Angel poniéndole un apartamento y ligándoselo él, cosa que no consigue.

Angel y Lindsey no hablan más de cuatro palabras, pero tienen una excelente pelea a espada. Y se miran. Lindsey se quita la camisa (esto ya merecería un número entero del Cosmopolitan-Gay al que sin duda Angel y Lorne están suscritos). Dejando ver a Angel que aunque parezca imposible, aún se ha puesto más cuadrado y macho, y los vaqueros le están aún más llenos por delante y por detrás. Sus ojos están más azules que nunca.












A Angel hasta le cambia el gesto un par de veces, de la impresión de verle los pectorales y esos ojos tan azules. Y a mí, por eso pongo tantas capturas.














Lindsey es llevado por los poderes. Pero Angel lo saca de su prisión en una dimensión alternativa, para que les ayude a luchar en la batalla final. En realidad es que tras verlo sin camisa, no podía dejar de pensar en él, está claro.
Lo mira, serio, enrabiado, porque en la casa estaba con una rubia.






Angel piensa en Lindsey. Lindsey piensa en Angel. Se miran, el uno al otro.  Con intensidad. Angel todavía está bastante celoso por lo de la rubia, es patente. Tiene la misma expresión de cuando era Angelus en la segunda temporada de Buffy.











Y antes de la batalla final, Angel le pide a Lindsey que luche de su lado, y Lindsey acepta.





Se han pegado cinco temporadas pensando uno en otro y mirándose fijamente. Y como Buffy y Spike, hasta el último momento no se dicen lo que había que decirse.
Se miran, se miran, y finalmente Angel se lo dice:

Angel: I want you, Lindsey.


Joder ya era hora. Nos habéis tenido mordiendo los cojines del sofá por el nerviosismo cinco años, cabrones.





Por desgracia esta relación apasionada y tumultuosa (aunque a la vez virilmente estoica, lo que no es tan fácil de conseguir, no creáis) termina mal.
En el último episodio de la serie, y no queriendo dejar cabos sueltos a sus espaldas si muere, Angel hace matar a Lindsey por la mano de Lorne. El amor es difícil en tiempos de Apocalipsis.

(También es muy posible que la noche de antes Spike se disfrazara de William poeta y le pidiera la cabeza de Lindsey, todo puede ser. Ya dijimos que a Angel lo que le pierden son los ingleses con gafas)

Y por último, unas fotos comprometedoras que he encontrado, esta de Underneath, cuando Lindsey recupera la memoria. Casi lo primero que hace es esto, detrás del sofá. Un claro intento de felación.
Pero claro, hay más gente (entre ellos Spike) y les están disparando. No es momento y Angel disimula ordenando ponerse a salvo y huir por el sótano.



Y esta otra imagen, que no se ve del todo por el encuadre, pero que está claro que Angel y Lindsey se están cogiendo de la mano como Spike y Angel en A hole in the world. Y sin la excusa de San Petersburgo. Es una captura de Dead end.



Que es un pairing muy bueno e intenso, aunque estoico y contenido. Es amor viril con todas las consecuencias. Además escribirles los diálogos creo que es patente que no era muy difícil jajaja. Y no se si he dicho ya que Lindsey está muy bueno y tiene unos bonitos ojos azules y un buen culo. Eso es un bonus.

Y es una lástima que tenga ese final. Aunque eso es lo que prueba que es un pairing verdadero: ¿qué pairing del whedonverso termina bien?
Y al contra, si termina tan mal, es que eran pareja. Indiscutible.